El embalsamamiento es un proceso en el que se utilizan sustancias químicas para evitar la putrefacción del cadáver. Para ello se realiza una incisión en la arteria para extraer la sangre e introducir una mezcla de formol, agua y químicos como fijadores y germicidas.

Una vez que se recibe al difunto, se lava su cuerpo con germicidas, se limpian los orificios de la nariz y la boca y se colocan algodones en las cavidades para evitar la salida de fluidos.  Las técnicas que se utilizan para embalsamar dependen de las causas de la muerte y sumado a estas, los servicios funerarios incluyen el arreglo estético del cuerpo con la finalidad de mejorar el aspecto de la piel, el pelo, las manos y las uñas.

El embalsamamiento se solicita, particularmente, cuando el cuerpo del difunto pasará días sin ser cremado o inhumado. Tal es el caso de aquellos que son trasladados para finalmente recibir una despedida religiosa.

Resulta importante destacar que las funerarias que realizan el embalsamamiento de cuerpos deben contar con el material quirúrgico adecuado y las medidas de legislación laboral o tratamiento sanitario de restos biológicos.

En Grossman Agencia Funeraria brindamos servicios funerarios las 24 horas. Contamos con salas de velación, ataúdes y urnas además de proporcionar servicios de cremación y embalsamamiento.
Contáctenos y pregunte por los paquetes funerarios.

Con información de:

Expansión, Tanatos Formación y El Sol de México.