Cuando un ser querido muere, hay dos opciones para que sus restos descansen. La primera es la inhumación; la segunda, la cremación. Sin embargo, hay una tendencia clara hacia la incineración de restos. De acuerdo con la Consejería jurídica y de Servicios Legales, en la Ciudad de México hay 118 panteones distribuidos en las 16 alcaldías, estos cuentan con 68 696 fosas disponibles. A pesar de ello, las personas recurren más a los servicios crematorios.

Cabe destacar que el funcionamiento de los cementerios está contemplado en el Reglamento de Cementerios de la ciudad, el cual se encarga de intervenir en los trámites de traslado, internación, reinhumación, depósito, incineración y exhumación prematura de cadáveres, restos humanos áridos o cremados.

Estos procesos han sido definidos de la siguiente manera.  

Inhumación: depósito de manera solemne del cadáver o miembro de una persona en una fosa para, posteriormente, cubrir la cavidad con tierra o cerrarla con una lápida o losa.

Cremación: proceso de incineración de un cadáver, de restos humanos, miembros o de restos humanos áridos.

Reinhumación: volver a sepultar restos humanos, miembros o restos humanos áridos.

Exhumación: es la extracción de un cadáver.

En Grossman Agencia Funeraria te damos el apoyo que necesitas al perder a un ser querido. Contamos con una amplia gama de servicios funerarios para todas las necesidades. Llámanos.

Con información de la Consejería Jurídica y de Servicios Legales y el Gobierno de la Ciudad de México.